24 de febrero de 2011

LA BUENA ARQUITECTURA (PARTE I)

En este ensayo no pretendo discriminar ningún tipo de doctrina o manera de proyectar, pero sí pretendo orientar e identificar la buena arquitectura en comparación con la arquitectura pop, la fabricada en serie, la arquitectura hedonista y la mala arquitectura. Aquella que solo busca el impacto o simplemente agradar como si fuese una obra de espectáculo; también aquella que es egoísta; la arquitectura no es un lujo, es una necesidad.

Para dar inicio, los textos citados forman parte del documento "Paulo Mendes Da Rocha" del reconocido arq. Helio Piñon. Aquí, pienso comentar muchos de sus pensamientos que han criticado profundamente la situación actual de la arquitectura que ya no parece llamarse del todo "moderna".

"La consistencia formal es, condición de la corrección estilística, que jamás constituye un objetivo en sí mismo, sino una consecuencia de la identidad del artefacto: ahí radica la diferencia entre la gran arquitectura y aquella que sólo es valorada por su discreta presencia y su aspecto aseado."

Queda claro que el resultado formal es consecuencia y no objetivo, y aquello que el ojo observa deberá ser el verdadero rostro de un proyecto, el rostro de sus materiales y su composición.

Casa Paraty - Marcio Kogan


"Naturalmente, la situación que describo es un  ideal al que tiende quien proyecta con el propósito de concebir un artefacto genuino, no quien se limita a ejercitarse en la práctica  de uno u otro estilo, como si de una actividad deportiva se tratase."

Cabe recordar que la crítica y mucha documentación actual no es la más apropiada, los críticos contemporáneos encasillan a una obra o a un arquitecto dentro de un ismo como si de un estilo tratase, incluso mientras uno esta en la escuela no deberá exaltarse cuando el docente de taller califique al alumno de: minimalista, funcionalista, brutalista, deconstructivista, copista, etc. El catálogo formal es muy extenso e incluso eres más talentoso o extraordinario si logras mezclar estos estilos o tendencias (ja ja ja).¿A caso uno fracasa si no se alista en ninguna tendencia? ¿Dónde están los valores universales de la arquitectura?¿Qué vale y qué no vale ahora que parece que todo vale?


Es precisamente en esos “rasgos personales”, mediante los cuales los arquitectos tratan de encubrir a menudo las dificultades que deben afrontar en la formación del artefacto, donde los críticos suelen ver los rasgos de artisticidad, la garantía de que se está ante la obra de un “genio”. Tal es la idea de arte y de genio que acaba configurando, la mayoría de las veces, tanto la mentalidad de los arquitectos como la de sus promotores y publicistas.


En esta situación nos encontramos ante verdaderos MAESTROS de arquitectura, ante un proceso incesante de formación, perfección y dominio del "proyectar obras de arquitectura". ¿Cómo saberlo? En la publicación pasada detallé con precisión los rasgos de todo maestro. Pero aquí la distinción, hay iconos internacionales de la arquitectura, muchísimos admirados, otros criticados y hasta ignorados (en cierto modo). Tenemos figuras mundiales como Frank Gehry, Koolhaas, Mendes da Rocha, Gordon Bunshaft, todos los premios pritzker. A mi criterio y esto es bastante personal, llegué a concluir en esta frase: "los genios dejan mucho por admirar, y los maestros mucho por aprender". 


Hoy en día Koolhaas es un "genio", su obra es muy publicada y la crítica la recibe con los brazos abiertos, sin embargo es un "falso maestro" que no debería ser seguido como escuela o imitarlo en el caso más alarmante. Lo mismo sucedió con Gaudí, su obra esta ahí, monumental, única; a uno le contemplar su obra y rápidamente identifica su genialidad por sus capacidad imaginativa de formas y colorido, casi un escultor.¡Y Calatrava de repente entra a este grupo! El mismo Gehry que a pesar de no haber construido aún en Lationamérica es también un genio que ha generado por ahí un admirador descriteriado capaz de imitarlo. Sin embargo, todos estos "arquilusos" pasan a ser nada y los proyectos a meros remedos y pésimos artefactos producto del egocentrismo y carencia de cultura.
¿Qué sería de la construcción en acero sin personajes como Mies van Der Rohe?¿Qué tan lejos hemos llegado con la construcción puramente en concreto armado sin figuras como Le Corbusier, la escuela paulista o el llamado "brutalismo"?¿Nos imaginaríamos los maravillosos años 50' sin la segunda generación del movimiento moderno? Entonces identificamos rápidamente cuando uno realiza obras de arquitectura, que también lo son de ingeniería; Mies y sus detalles, sus empalmes en esquinas, la unión de todas las piezas que buscaban la belleza del proyecto en sí mismo, ésta es la buena arquitectura de la cual me he convertido en  un  defensor acalorado.



Detalle del Crown Hall - Mies Van Der Rohe (Maestro)

Casa Batlló - Antoni Gaudí (Genio)

16 de diciembre de 2010

LOS RASGOS DE TODO MAESTRO

El siguiente texto es cita de un documento acerca del proyecto para la Fundación Getulio Vargas del Arq. Paulo Mendes da Rocha, dentro del cual, se definen claramente aquellas virtudes que comparten los maestros de arquitectura; estos rasgos, ya citados por Italo Calvino en sus "Seis propuestas para el próximo milenio", son los siguientes:

LEVEDAD
Como resultado de la economía, del conocimiento técnico y del uso de ciertos materiales (no de una infinidad) para producir con austeridad de medios, una gran arquitectura.


Casa en Ubatuba - Angelo Bucci

RAPIDEZ
La rapidez tiene que ver con el proceso creativo, y quiero decir con ello que para solucionar de repente un proyecto tan grande en tan poco tiempo, ha requerido de toda una vida dedicada a la búsqueda del más alto conocimiento, talento, cultura y perfección de la técnica. Es decir, es tan paradójico necesitar muchos años para luego en pocos trazos y bocetos resolver un proyecto.


Trazos y bocetos del Mendes da Rocha para el proyecto de FGV

EXACTITUD
Esta virtud cuestiona: qué tanto sabemos para que los objetos proyectados sean materializados con exactitud? La exactitud está directamente relacionada con el RIGOR a la hora de proyectar y de interpretar un proyecto arquitectónico.


Nueva Galería Nacional - Mies Van der Rohe

VISIBILIDAD
"La visibilidad no es un logro sino una inherente consecuencia" Mientras más se aleje un proyecto de sus consecuencias  visuales, más descontrolado e impredecible será su resultado general como sus detalles. Si viéramos otro caso diría que a un gran músico le basta escribir sus notas en un pentagrama mientras que para el resto vendría interpretarse para oírse a si mismos y ratificar lo que escriben.


Museo de Arles - Enrique Ciriani

MULTIPLICIDAD
Hace referencia a esa pieza o planteamiento que el arquitecto puede usar en distintas ocasiones sin perder su fuerza y presencia, aquello que tiende a convertirse en universal. Por ejemplo: la calle aérea de Ciriani (empleada inicialmente en la Residencial San Felipe en Lima y que luego se la llevó a Francia como principio de muchos de sus edificios residenciales) o la vía pública que utiliza el mismo Mendes da Rocha (alimenta a través de una calle a todos sus edificios solucionando problemas tanto topógraficos como del mismo programa) que está presente en su proyecto reciente de la Universidad de Vigo.


Proyecto para la Universidad de Vigo - Mendes da Rocha

CONSISTENCIA
La buena arquitectura es aquella que se logra a través de varias generaciones y por varios individuos trabajando en equipo, es el proceso de inicio y de perfeccionamiento ininterrumpido que es la arquitectura."Es el arte de empezar y el arte de acabar".


CRONOLOGÍA DE LA ESCUELA PAULISTA
Foto superior: FAU USP - Vilanova Artigas (1961 - 1968)
Foto intermedia: Tienda Forma - Paulo Mendes da Rocha (1987)
Foto inferior: Clínica de Odontología - Angelo Bucci (1998 - 2000)

14 de diciembre de 2010

MATHIAS KLOTZ, UNA APROXIMACION

Hace poco inicié una exploración en la arquitectura moderna en Chile y me llevé una grata sorpresa, encontré más de lo que esperaba hasta tal punto que me voy a tomar el tiempo de redactar acerca de un arquitecto contemporáneo que descubrí bastante cercano a mis ideales y manera de ver las cosas.

Mathias Klotz es un arquitecto egresado de la Universidad Católica de Chile a inicios de los 90, rebelde ante sus contemporáneos ya que como él mismo confiesa, la formación de entonces se basaba en la posmodernidad mientras que él se interesaba por el movimiento moderno, tal vez por este detalle es que nunca practicó en la oficina de ningún arquitecto, y por lo tanto no tiene deudas que pagar ni figuras paternas que matar.

A través de sus proyectos nos ha mostrado su atracción por esa faceta oscura, reflexiva y escéptica de la modernidad; aquel rasgo caracterizado por la resistencia o la negación que encuentra su gran exponente en Adolf Loos y en su cita: “la obra de arte es revolucionaria, la casa es conservadora”. La obra de Klotz básicamente está plasmada en casas unifamiliares, que le han servido como un extenso campo de exploración. Beatriz Colomina afirma acerca de esto: "prácticamente todos los arquitectos de este siglo han elaborado sus ideas más importantes en el proyecto de casas" (Revista 2G - Mathias Klotz)


Para concluir, Klotz es demasiado inteligente como para caer en el regionalismo naïf (ingenuo y espontáneo) o en la infructuosa búsqueda de nuevas formas.

Casa Reutter - Chile (1998)



Casa Ponce - Argentina 2003

14 de abril de 2010

RECORDANDO A MIES


"Rechazamos toda especulación estética, toda doctrina y todo formalismo. La arquitectura es la voluntad de la época pensada espacialmente" - Mies "Bürohaus"

"Evidentemente, inventar formas no es la tarea de la arquitectura. La arquitectura es algo más y es diferente. Aquella magnífica palabra Baukunst (arte de construir) ya indica que el contenido esencial de la arquitectura es construir y que el arte significa su perfección. Las grandes construcciones casi siempre se basan en la estructura y ésta (era), casi siempre, la portadora de su forma espacial. Tanto el Románico como el Gótico lo demuestran con claridad. Aquí como allí, la estructura es quien aporta el significado, la propia portadora del contenido espiritual. Pero si esto es así, la renovación de la arquitectura solo podía tener un lugar a partir de la estructura y no en base a motivos aportados arbitrariamente." - Conferencia en Chicago.

"La naturaleza debería tener también su propia vida; no deberíamos destruirla con los colores, con nuestras casas y con nuestros interiores, sino que deberíamos intentar crear entre la naturaleza, las casas y los seres humanos una unidad mayor (...)" - Acerca de la casa Farnsworth.

"(...)No les enseñamos soluciones, les enseñamos el medio de resolver problemas" - entrevista con Peter Blake acerca de sus alumnos.

8 de octubre de 2009

ESTADIO DE BRAGA - EDUARDO SOUTO DE MOURA

El monumental estadio de Braga inaugurado en el 2003 es una obra magistral de arquitectura moderna que se expone en acero y hormigón caravista. Tiene un aforo de aprox. 30 mil espectadores y ocupa una superficie de 7000 m2 al interior de la cantera de Monte Castro. Su emplazamiento responde a un gran volumen oculto entre las rocas que abre una visual hacia el paisaje y se mimetiza con este, dándole al complejo la característica de ser una pieza que no estorba el paisaje natural en el que se edificó. Detrás de esta formación rocosa se encuentra la ciudad que no contempla al estadio en sí, sino al lado exterior de la cantera conservando la vista del extenso bosque que aún domina el panorama.





Terreno del estadio antes del proceso constructivo


Vista aérea del terreno excavado



Vista aérea del estadio y la ciudad


El sistema estructural del complejo rescató una serie de principios y estructuras de cubiertas suspendidas, como la cubierta del aeropuerto Foster Dulles (Washington - 1962), el Pabellón portugués de la Exposición universal de 1998, y por último los puentes colgantes de origen incaico. Con esta base, Souto de Moura planteó una cubierta de extensos cables de acero tensionados que se amarran en los extremos de las tribunas, y que sujetan unas láminas prefabricadas generando sombra.



Aeropuerto Foster Dulles de Washington
Pabellón portugués de 1998 - Álvaro Siza

Puente colgante incaico

Las tribunas son las únicas estructuras que componen al estadio como edificio, interiormente albergan los servicios y demás funciones del estadio. Esta estructura es una pieza única que responde a la forma: la bancada inclinada que permite trabajar mejor la tensión de la cubierta, las placas necesarias para el soporte del edificio y el recinto es atravesado por 3 galerías en forna de "ojo de buey" que sirven de circulación hacia las graderías.

La ausencia de las otras tribunas laterales hace que el estadio esté más abierto hacia el exterior con respecto a las estructuras análogas, y permite un agradable intercambio visual con el paisaje circundante.



Corte transversal

Una de las galerías que lleva a la bancada

Vista de una de las tribunas

Para concluir, el estadio a menudo es considerado como uno de los más originales y bellos estadios del mundo. El Financial Times, en un artículo acerca de los estadios de Gran Bretaña, se refiere al Estadio Municipal de Braga como uno de los cuatro ejemplos de "campo hermoso". Afirmando que: "No ha habido nada en este país que coincida con las delicias de la arquitectura de Eduardo Souto de Moura con el estadio de Braga en Portugal, un escenario impresionante tallado en la ladera de una roca en el sitio de una antigua cantera".